juan.cantero@economiavisual.com

Equilibrio en el mercado de bienes y servicios (Economía con Sector Público y Abierta)

Según el modelo keynesiano, en el mercado de bienes y servicios la fuerza económica fundamental es la demanda, pues los empresarios se limitan a producir aquella cantidad de bienes y servicios que le es demandada.

En este sentido, partiremos de la definición de demanda agregada de bienes y servicios o gasto agregado, que comprende la demanda de las familias o consumo, la demanda de las empresas en bienes de producción o inversión, la demanda de bienes y servicios del Estado, es decir, el Gasto Público, la demanda de nuestros bienes y servicios por los extranjeros, exportaciones, y la demanda que realizamos de bienes y servicios producidos en el extranjero, importaciones.

Podemos descomponer con mayor detalle cada una de las demandas de estos agentes, considerando la función de consumo keynesiana, el nivel de inversión de las empresas y el Gasto Público (estas dos últimas variables serán consideradas de momento como exógenas al modelo), las exportaciones que también se consideraran exógenas y las importaciones parte de ellas exógenas, y el resto dependerá del nivel de renta.

Si reagrupamos todas las variables exógenas, y las nominamos con la sigla A (Gasto Autónomo), obtenemos la expresión matemática de la demanda agregada en el mercado de bienes y servicios.

Gráficamente, trazaremos la misma sobre un plano en donde en el eje vertical contabilizaremos la demanda agregada o gasto agregado, y en el horizontal el nivel de renta o producción. Sobre dicho eje trazaremos una bisectriz, que al dividir al plano en dos partes iguales, refleja a lo largo de su recorrido aquellos puntos en donde coincide la demanda agregada y la producción.

La función de demanda agregada nacerá verticalmente en el nivel del gasto autónomo. En tanto que su pendiente quedará determinada por todos aquellos factores que influyen sobre la variable independiente, es decir, la producción o renta (Y).

El equilibrio en el mercado de bienes y servicios tendrá lugar cuando la producido sea igual a lo demandado. A partir de esta igualdad, procederemos a despejar matemáticamente el nivel de renta o producción respecto a las demás variables con el fin de obtener aquel nivel de producción que garantiza el equilibrio, que gráficamente coincidirá con aquel punto en donde la curva de demanda agregada corta a la bisectriz.

Cualquier nivel de producción inferior a este, por ejemplo Y´ reflejará un exceso de demanda, y ello dará pie a que las empresas tiendan a producir más dada la rápida salida que en el mercado tiene la producción .Por el contrario, si la producción excede al nivel de equilibrio, tendrá lugar un exceso de oferta. Empezarán a aumentar los stocks en almacén de productos que no han podido ser vendidos, y ello generará una señal a los empresarios, quienes darán órdenes de reducir la producción.

 

 

Todas las demostraciones son con audio. Encienda los altavoces.