Mercado de divisas Bolsa de empleo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

juan.cantero@economiavisual.com

Precios máximos y mínimos

Si un mercado se encuentra definido por las siguientes funciones de demanda y oferta. El equilibrio o precio que refleja la coincidencia en valoración del bien de los consumidores y productores, se produciría en la intersección entre ambas funciones.

Cuando el Estado pretende suplantar la actividad del mercado en la asignación de los bienes y servicios, lo puede realizar a través de una política de precios máximos y mínimos.

Si considera oportuno que determinado bien sea accesible un precio inferior al que tendría lugar en el mercado, establecerá un precio máximo, por encima del cual ninguna empresa podrá vender. Cuando esto ocurre, gráficamente podemos apreciar como a dicho precio la cantidad demandada es mayor que la ofrecida, generándose de este modo un exceso de demanda que conduce a la escasez del bien. En este contexto, se desarrollará algún mecanismo que permita racionar la oferta (largas colas, distintos criterios como la edad, el nivel económico, etc.) Siendo este, terreno abonado para la aparición del “mercado negro”.

Otro tipo de control de precios consiste en el establecimiento de un precio mínimo. Este sistema se ha utilizado con frecuencia en los mercados agrícolas, cuando el Estado ha pretendido evitar que la renta de los agricultores se reduzca drásticamente.

Cuando se establece un precio mínimo superior al que tendría lugar en el mercado, la cantidad ofrecida excede a la demandada, produciéndose de este modo un exceso de oferta. Este exceso de oferta propiciará una acumulación de la producción que generará gran ineficiencia.

 

 

Todas las demostraciones son con audio. Encienda los altavoces.