juan.cantero@economiavisual.com

La dimensión gráfica del análisis económico

Los problemas que aborda la economía suelen ser multidimensionales, es decir, numerosas circunstancias o variables inciden a la vez sobre el fenómeno estudiado. La consideración de tal hecho requiere un marco de análisis de “n” dimensiones, que si bien, con restricciones, puede abordarse matemáticamente, resulta inviable desde el punto de vista visual.

Si deseamos realizar un análisis gráfico necesariamente deberemos reducir la dimensionalidad del hecho económico al ámbito tridimensional o al bidimensional, también denominado plano cartesiano. Pues más allá de tres dimensiones, por razones obvias, visualmente es imposible cualquier tipo de razonamiento.

El análisis gráfico tridimensional nos permite apreciar las relaciones que mantienen tres variables a la vez. Su uso es infrecuente en economía, siendo el máximo exponente de este la función de producción a largo plazo.

La inmensa mayoría del análisis gráfico que realizamos los economistas se realiza dentro del ámbito bidimensional, y en este sentido una de las “reglas de oro” que todo economista maneja,  la “clausula ceteris paribus” tiene por objeto simplificar la complejidad del problema estudiado, al reducir su dimensión a dos variables, suponiendo las demás constantes.

El plano cartesiano se divide en cuatro cuadrantes a partir del origen. En economía, dado que usualmente trabajamos con valores positivos, centraremos nuestra atención en el primero de ellos pues los valores de la variable que representemos en el eje de ordenadas y abscisas de este, deberán ser necesariamente positivos.

Ahora bien, trabajar con dos dimensiones no impide que podamos analizar gráficamente hechos económicos que implican de forma simultánea la consideración de más de dos variables. Para ello podemos proceder de dos formas:

-       Alinear horizontalmente planos: para poder proceder de este modo se necesita que la misma variable sea considerada en el eje vertical.

-       O alternativamente, alinear los planos verticalmente: en tal caso la misma variable deberá estar representada en el eje horizontal.

Podemos también, en análisis gráficos más complejos, entrelazar planos situados horizontal y verticalmente siempre y cuando respetemos las normas de conexión entre ejes verticales y horizontales.

 

 

 

 

Todas las demostraciones son con audio. Encienda los altavoces.